Saludo


Saludo - Agurra

Estimadas familias:

El curso 19-20 ha comenzado. Los más de mil seiscientos niños y niñas de Asti Leku no han fallado a su cita con la ikastola y han venido con ilusión a estrenar conocimientos y materiales, maisus y andereños, e incluso a veces nuevos amigos y amigas. Quizá os hayan dicho en casa que venían con pereza, pero no: han venido alegres, que los hemos visto.

Entre las cosas nuevas que han encontrado están las instalaciones de la cocina y todas las ventanas del edificio de LH, así como otras pequeñas mejoras que se han llevado a cabo en verano; este año, además, ha habido otras obras extraordinarias derivadas del incendio ocurrido a mediados de julio. Con todo ello, el verano ha sido bastante intenso, pero a comienzos de septiembre la ikastola estaba ya preparada para afrontar un curso que promete ser también intenso y provechoso.

Entretanto el panorama general del sistema educativo no ha variado: ni en Madrid se ha avanzado hacia una ley de educación estable y de consenso, ni tampoco en Euskadi ha visto la luz todavía la nueva ley vasca de educación. Sigue pendiente que se defina un nuevo modelo general para la financiación de los centros concertados y en lo laboral continúa el conflicto en el ámbito de la concertada, si bien en el marco de las ikastolas sí que se ha llegado a un acuerdo para firmar un nuevo Convenio Colectivo.

Volviendo al nivel de la ikastola, nos encontramos ante un curso con una relevancia especial. Toca ahora evaluar el plan estratégico 17-20 para, seguidamente, elaborar la estrategia de Asti Leku de cara al próximo trienio. En este momento en el que con la aprobación definitiva del PAU los trámites urbanísticos más difíicles parecen superados, corresponde ya pensar en cómo dotar de los mejores medios al centro para poderlos aplicar a la educación de nuestros alumnos y alumnas.

En cuanto a ellos y ellas, que son quienes dotan de sentido a la ikastola, animadles a que trabajen con ilusión, en equipo, que sigan siendo ejemplares en su convivencia y amistad, y que tengan sensibilidad con las personas y el medio ambiente. En la ikastola también les inculcaremos esos valores y actitudes.

El equipo directivo.